Virtualización de servidores sin mediación

Procedimientos de virtualización compilados dentro del núcleo

La principal diferencia entre los Servidores Privados Virtuales KVM y casi todos los demás tipos de virtualización se oculta en la tecnología de virtualización en sí. Por medio de KVM, ya no se necesita ejecutar otras aplicaciones de virtualización en la máquina anfitriona – las instrucciones informáticas necesarias, a su vez, se elaboran en el interior del sistema operacional del servidor anfitrión. Este proceso acaba por mitigar considerablemente el impacto de la asignación de recursos de hardware cuando se trata de usar más aplicaciones y en cambio deja estos recursos libres para las máquinas huésped. La ausencia de un tal nivel de comunicación además acorta el tiempo de espera de entrada/salida, acelerando inmensamente el desempeño del Servidor Privado Virtual.
Virtualización de servidores sin mediación

Un empleo de los recursos mucho mejor

Asignaciones de servidor a su disposición ilimitada

Al eliminar la sobrecarga de tener un nivel de virtualización extra a través de la cual va el conjunto de comunicaciones con instancia de servidor principal, los Servidores Privados Virtuales KVM podrían obtener los beneficios de una utilización de recursos del servidor considerablemente mejorada. Las instrucciones de la virtualización KVM se incorporan dentro del tienen una integración directa en el núcleo del sistema operativo del anfitrión, lo que quiere decir que todos los Servidores Privados Virtuales se conectan con el hardware del servidor sin mediación. Este tipo de comunicación redundante reducida equivale a más alto nivel de prestaciones reales si se compara con otras soluciones de virtualización.
Un empleo de los recursos mucho mejor

Libertad completa del SO

Cargue el sistema operacional que le guste

Normalmente, al obtener un VPS, no se le da otra opción sino elegir entre un número limitado de Sistemas Operativos, como no hay otros que funcionen con el software de virtualización. Aun así, los Servidores Privados Virtuales KVM no exigen ningún software de virtualización – son los que comunican sin mediación con el servidor físico. Un hecho muy importante que permite elegir literalmente todo y cada uno de los sistemas operativos siempre que se pueda instalar en el servidor en concreto. ¿Desea subir BSD en su Servidor Privado Virtual? Es posible hacerlo. ¿Desea instalar Windows? No hay problemas.
Libertad completa del SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL